Lunes 18/05/2015 | 01:41 hs Leído 998 veces.

La innovacion ¿sobrevaluada?

En una charla imperdible, Mariano Sigman y Gerry Garbulsky debaten acerca de los clichés de la innovación, un término que resulta clave para no fracasar, y al mismo tiempo tan difícil de definir… y alcanzar.

La innovacion ¿sobrevaluada?

En un mundo tan cambiante, donde cotidianamente se presentan desafíos para resolver, la clave pareciera estar en la capacidad de innovación que cada individuo y cada sociedad construye. Sin embargo, el término envuelve hoy una mezcla de conceptos confusos que no la definen en profundidad. En eso coinciden Gerry Garbulsky, curador de TEDxRíodelaPlata y fundador de “El Mundo de las Ideas” y Mariano Sigman, Director del Laboratorio de Neurociencia Integrativa del departamento de Física de la UBA. Para ellos, existe una tendencia a sobrevalorar la innovación y a tratar de diseñar recetas que garanticen su éxito.

“La innovación es un término un poco ambiguo” sentencia Sigman. “No alcanza con generar cosas nuevas e ideas nuevas, sino que éstas tienen que ser efectivas, tienen que tener un impacto real”, agrega.

“Si no innovás, seguro te va a ir mal porque todo está cambiando”, asegura Garbulsky. “La única estrategia que te garantiza que vas a fracasar es la de no innovar. El entorno y el contexto están cambiando. Entonces si vos no te vas adaptando y no vas creando cosas nuevas con ese contexto, lo más probable es que no te vaya bien”. No existen los diez pasos que aseguran una innovación efectiva, pero sí existe la certeza de que hay herramientas para intentarlo y, finalmente, concretarlo incluso habiendo fracasado en las primeras instancias.
 

¿Cómo definirían “innovación”?

Garbulsky: Tiene que ver más con recombinar cosas que ya existen. Es hacer algo y el verbo “hacer” es sumamente importante porque tenés que generar algo que cambie la manera en que te comportas, tu entorno y con un impacto concreto. Están las ideas previas a la innovación, aquellas que proponen cosas distintas y la creación de cosas nuevas, pero hasta que no las llevás a la práctica no son innovación. Para serlo, tiene que impactar.

Sigman: La innovación por sí misma no genera valor, sólo lo genera aplicada en dominios aptos. Hoy proliferan por todos lados las recetas para “ser innovador”. Muchas de ellas están basadas en experiencia de campo porque, de hecho, hay ciertos contextos que promueven y facilitan la experiencia innovativa. Pero también es cierto que muchas veces las formas de promoverla son en definitiva muy poco innovativas.

¿Qué elementos y estímulos son determinantes?

Sigman: Existen un montón de circunstancias.

Una es la creatividad pero otra, sin dudas, es la suerte. Muchas ideas distintas, atípicas y extrañas provenientes de la creatividad no han trascendido en su momento y sí mucho después cuando lo que cambió fue el contexto. Lo que es importante destacar es que las personas no pueden ser innovadoras en todos los terrenos; la innovación más efectiva se produce en un campo se que conoce previamente y en el que se tiene mucho dominio.

Garbulsky: Lo más importante es cambiar el modelo mental. Uno tiende a ser conservador por naturaleza. Para innovar hay que ser capaz de ver qué cosas están sueltas en el espacio cambiante, apropiártelas y ensamblarlas de manera distinta para crear algo nuevo, resolver un problema y mejorar la vida de alguien.

¿Y cómo se logra?

Garbulsky: Son tres los objetivos a cumplir: generar una idea, llevarla a la acción y comunicarla de manera efectiva. Para ello, primero es necesario crear un terreno fértil donde suceda.

Sigman: Hay que identificar ciertos dominios que tengan oportunidad de crecimiento, por ejemplo, porque existe el capital humano necesario y un mercado que acompañe. Es importante tener conocimiento de ese campo de acción, e incluso ser un virtuoso del mismo, y tomar riesgos.

 

Los carriles de la inversión en la innovación

Las empresas también deben adaptarse a este escenario cambiante, con elementos volátiles capaces de ser combinados y ser disruptivos. Frente a esto, ¿cómo arriesgarse a emprender e innovar?

Garbulsky: Si un país deja de innovar, de crear cosas nuevas en el mundo de los negocios, de a poco su economía se va a ir secando. Las empresas nuevas que crecen son las grandes generadoras de trabajo mientras que a las compañías ya establecidas les resulta más difícil mantener el nivel de empleo y de generación de valor.

Sigman: A nivel estatal, se detectan dos avenidas para invertir en innovación. La primera, es aquella en la que invertís a mucho riesgo porque tenés el caudal para hacerlo y contás con la esperanza de que al menos un pequeño fragmento de toda esa inversión va a proliferar. La segunda avenida es un camino que crece cada vez más en Argentina. Se trata de detectar ciertos sectores que el mercado necesita y en el que se asume se tienen las capacidades. Un ejemplo es lo que ha ocurrido con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva con la industria tecnológica, donde hay un capital humano que permitió el desarrollo porque existe un Estado capaz de invertir y una necesidad social. Es una decisión política de cualquier índole: estatal o privado.

Si bien resulta un camino sinuoso con muchos obstáculos para sortear, ambos especialistas aseguran que en la Argentina existen posibilidades de resolver problemas de manera creativa con los recursos humanos y materiales con los que cuenta el país. Incluso, detectan una libertad genuina en los ámbitos de innovación que permiten recorrer las avenidas a toda velocidad sin atarse a ningún recorrido marcado por una agenda de un sistema rígido como ocurre en muchos otros países. Ambos coinciden en que para innovar hay que correr riesgos y estar dispuesto al fracaso. Por su parte, Garbulsky asegura que “hay organizaciones que son mucho más conservadoras que otras que se animan arriesgar. Existe una cultura empresarial contradictoria: por un lado, se incentiva a innovar, pero por otro lado reprimen cuando un proyecto innovador no tiene los resultados esperados. Nos cuesta movernos a la acción hasta que no estamos seguros de que eso va a funcionar perfecto. Eso es la alta aversión al fracaso, una de las clave para poder innovar”.


Fotos del día
Aumentar tamaño del texto
Disminuir tamaño del texto
RADIO EN VIVO

Videos
  • Que es Semana del Arte?

  • La marcha del silencio

  • Samsung solicita que Apple le enseñe los próximos modelos de iPhone y iPad

  • titulo

Divisas
 

Moneda

Compra

Venta

DOLAR 100,41 108,18
EURO 113,94 123,75
REAL 17,72 21,29
Más Noticias